Menú Blog

INGREDIENTES (para 4 personas):

2 caballas

1 cebolla

1 zanahoria

2 dientes de ajo

1 hoja de laurel

20 granos de pimienta negra

50 gramos de vinagre de vino blanco

50 gramos de vinagre de Jerez

50 gramos de vinagre de sidra o manzana

25 gramos de vinagre de arroz

175 ml de agua

Aceite de oliva

Sal

 

ELABORACIÓN:

Limpia las caballas sacando de cada una 4 lomitos sin espinas. Al ser un pescado redondo, en la mitad de cada lomo lleva una tira de espinas. Lo ideal es retirarlas y sacar dos lomitos de cada lomo. Salpimenta y reserva. En una sartén echa un buen chorro de aceite de oliva (unas 5 cucharadas) que cubra todo el fondo y calienta a fuego medio. Marca los lomitos unos 15 segundos por cada lado (primero por la zona de la piel). Saca y, cuando no te quemes, retira la piel a la caballa. Sale fácilmente. Reserva.

Pela y corta en juliana la cebolla y en rodajas finas la zanahoria y el ajo. Pocha las verduras en el mismo aceite de la caballa, a fuego lento y tapado para que sude y no coja color, con un poquito de sal. Mueve de vez en cuando. A los 10 minutos, añade los granos de pimienta y la hoja de laurel. Cocina otros 5-10 minutos hasta que las verduras estén muy tiernas.

Mezcla los vinagres y el agua, incorpora a la sartén, mezcla y apaga. Coloca la caballa en un recipiente con tapadera y vierte encima el escabeche caliente. Deja reposar al menos 8 horas, aunque pasados un par de días está aún mejor. Cuando el escabeche se enfríe, tapa y mete en la nevera.

A la hora de emplatar vertemos el ajo blanco en el fondo del plato a modo de salsa y colocamos la caballa decoramos con las verduras aliñamos con el aceite del escabeche y sal maldon

 

SALSA AJOBLANCO DE COCO

Los ingredientes (para unos 700 cc.).

100 gr. almendras peladas, 2 dientes de ajo, 50 gr. miga de pan blanco, 400 cc. leche de coco (puede ser enlatada), 50 cc. aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre de vino blanco, media cucharadita de sal, 150-200 cc. agua fría.

La elaboración del Ajoblanco de coco.

Se remoja el pan. Una vez remojado y escurrido se mezcla con los ajos y las almendras peladas, el aceite, el vinagre, la sal y la leche de coco. Se va triturando con la batidora hasta que quede muy fino, añadiendo un poco de agua según el espesor deseado (unos 150-200 cc. de agua).


Enfría hasta el momento de servir.

 

Por Chema Gómez, chef de El Rincón del Faro