Menú Blog

Ingredientes

4 raciones

--------- Para los canelones:

20 placas de Canelón

Mantequilla

--------- Para el relleno:

2 Magret de Pato

1 Cebolla

1 diente Ajo

1 copa de Vino de Oporto

1 cuch.sopera de Harina

Leche

Sal

------- Para la bechamel:

1 lata Foie-gras

1 cuch. Harina de trigo

Leche

Nuez Moscada (rallada)

Mantequilla

2 cuch. soperas de Aceite de Oliva

Sal y Pimienta

Pasos

60 minutos

Lo primero que haremos será hacer el pato, marcaremos éste con unos cortes en diagonal sobre la piel y los haremos en una sartén, irá soltando la grasa que conservaremos, una vez hechos los magret los retiramos y cortamos la carne en trocitos pequeños despreciando la piel y reservamos.

 

  

Mientras, hemos puesto a hervir agua con sal y un chorrito de aceite para que cuezan los canelones según instrucciones del fabricante, en la grasa que ha soltado el pato pochamos la cebolla y el ajo, si hace falta añadir aceite lo hacemos, una vez pochada la cebolla echamos los trozos de pato y una cucharada de foie-gras, mezclamos, ponemos en un vaso batidor y trituramos, lo volvemos a poner todo de nuevo en la misma sartén y agregamos la harina, seguimos removiendo para que no quede cruda, salpimentamos y vamos poniendo leche hasta formar una masa compacta que nos servirá de relleno y que reservamos en una fuente cubierta con film transparente dejando que se enfríe para luego rellenar los canelones.

 

  

Una vez cocidos los canelones los vamos distribuyendo sobre un paño de cocina o algo similar, una vez los hemos distribuido los rellenamos, enrollamos y los vamos disponiendo en una fuente de horno previamente engrasada y reservamos.

 

  

Hacemos una bechamel clásica que constará de mantequilla y aceite de oliva que mezclamos a fuego medio, añadimos harina que diluimos hasta dorar con cuidado para que no queden grumos, luego la leche despacio y seguimos removiendo sin parar, echamos a trozos el foie-gras restante y movemos hasta que se diluya, una vez hayamos conseguido que la bechamel tome cuerpo la vamos echando por encima de los canelones y los gratinamos en el horno hasta que estén dorados, sacamos y podemos disponer en los platos

 

Por Chema Gómez, chef El Rincón del Faro